Blog

Si va a cruzar el Atlántico y llegar a Estados Unidos desde España, sería una buena idea aprovechar el viaje al máximo y explorar los países vecinos. En ese caso, ¿qué tendría que hacer para viajar a Canadá o México desde Estados Unidos?

Como titular de un pasaporte español puede solicitar viajar a Estados Unidos bajo el Programa de Exención de Visa utilizando el “Sistema Electrónico para la Autorización de Viajes”, más conocido como la ESTA. Este programa es únicamente válido para Estados Unidos y todos sus territorios de ultramar, pero en el momento que cruce la frontera, en el norte o sur del país, necesitará cumplir con las leyes de viaje que existen en ese otro país.

Así que para asegurarse de que tiene todo perfectamente organizado antes de salir de viaje y para evitar sorpresas de última hora, en este artículo le vamos a explicar lo que tiene que hacer para visitar Canadá o México desde Estados Unidos.

Canadá

A pesar de que su población es aproximadamente un 10% de la población de Estados Unidos, Canadá es más grande que su vecino y también ofrece innumerables sorpresas a los visitantes. Las fronteras entre ambos países se extienden de este a oeste ocupando toda la anchura de Estados Unidos de forma que Canadá comparte pasos fronterizos con once estados del país: Washington, Idaho, Montana, North Dakota, Minnesota, Michigan, Nueva York, Nuevo Hampshire, Vermont, Maine y, desde luego, Alaska. Además, también hay otros cruces acuáticos que se rigen por las mismas reglas de viaje que los cruces fronterizos terrestres.

En primer lugar, veamos cómo se puede viajar desde Estados Unidos a Canadá por medios terrestres o acuáticos. Como ciudadano español, no necesitará tener ni una visa ni ninguna otra autorización de viaje antes de llegar a la frontera canadiense. Lo único que necesita es su pasaporte. Además, tampoco tendrá que pagar por una autorización de viaje cuando llegue a la frontera.

Su Autorización de Viaje ESTA para Estados Unidos no tiene ninguna relevancia en Canadá. Sin embargo, es importante que sepa que el tiempo que esté en Canadá sí que cuenta para su “reloj de viaje”. Como probablemente ya sabe, cuando viaja a Estados Unidos con la ESTA solo se le permite estar en el país durante un máximo de 90 días durante ese viaje. Cuando vuelve a España, ese “reloj de viaje” de 90 días se resetea, por lo que la próxima vez que vaya a Estados Unidos ese período de 90 días volverá a comenzar de nuevo. Por lo general, esto ocurre siempre que se abandona Estados Unidos, aunque esta regla no se aplica a las fronteras terrestres. Así que, si está pensando en visitar Canadá desde Estados Unidos, debe saber que el tiempo que pase allí sí que contará para el límite de 90 días de la Autorización de Viaje ESTA.

En resumen, lo único que necesita para entrar a Canadá desde Estados Unidos por medios terrestres o acuáticos es su pasaporte. Sin embargo, es diferente si empieza su viaje en Canadá y después cruza a Estados Unidos, así que debe tener en cuenta que Canadá, al igual que Estados Unidos, también cuenta con un Programa de Exención de Visa.

Si llega a Canadá en avión, necesitará solicitar la autorización de viaje con antelación. El equivalente de la ESTA en Canadá es la eTA (Autorización Electrónica de Viaje) y al igual que ocurre con la ESTA de Estados Unidos, solo necesitará su pasaporte y una tarjeta de débito o crédito para poder solicitarla online. La solicitud también es muy sencilla y, por lo general, se  aprueba en cuestión de minutos. El coste de la eTA es de 7 dólares canadienses CAD (alrededor de 4,66 euros en el momento de escribir este artículo).

A diferencia de la ESTA, la eTA le permite permanecer en Canadá como turista hasta un máximo de 6 meses cada vez y es válida durante cinco años (o hasta que su pasaporte caduque, lo que suceda primero). Por el contrario, con la ESTA, estos intervalos de tiempo son 90 días y dos años, respectivamente.

Si después viaja a Estados Unidos desde Canadá por tierra o agua no necesita solicitar una ESTA para Estados Unidos con antelación a su viaje. La ESTA se ha diseñado para los que llegan al país en avión o en crucero, así que si está pensando en volar a Canadá y después conducir hasta Estados Unidos el proceso es completamente diferente, En ese caso, cuando llegue a la frontera con Estados Unidos, necesitará rellenar el formulario I-94W.

El formulario I-94W también es una exención de visa y la aplicación es prácticamente igual que la Autorización de Viaje ESTA. Cuesta 6 dólares y no tardará más de diez minutos en rellenarla. Aparte de eso, tenga en cuenta que los tiempos de espera en los pasos fronterizos son realmente impredecibles, así que puede ser que tarde solo 15 minutos o que tenga que esperar un par de horas para poder cruzar la frontera. Todo depende de cuánta gente está cruzando y de cuántos agentes de control de fronteras estén disponibles en ese momento. Que tenga una ESTA no quiere decir que no tenga que rellenar el formulario I-94W.

También es importante que devuelva este formulario I-94W cuando se marche del país. Si no lo hace, podría tener problemas en futuras visitas a Estados Unidos, porque podría parecer que ha sobrepasado su límite de 90 días en un viaje anterior.

Por último, si va a volar a Estados Unidos desde Canadá, o en sentido contrario desde Canadá a Estados Unidos, entonces sí que tendrá que solicitar ambas autorizaciones de viaje con antelación, tanto la ESTA como la eTA.

México

México, el país vecino situado al sur de Estados Unidos es otra opción de viaje tremendamente popular entre los viajeros españoles. Con pasos fronterizos terrestres en California, Arizona, Nuevo México y Texas, muchos viajeros dedican algunos días de su viaje americano para explorar la parte norte de Latinoamérica. De hecho, uno de los recorridos más populares es el viaje desde San Diego a Tijuana, ya que las dos ciudades están conectadas por la frontera y el viaje se puede hacer en tan solo un día.

Viajar a México como ciudadano español es muy fácil, pero hay un par de aspectos que pueden llevar a confusión. México tiene un área conocida como “Zona libre” o “Zona fronteriza” que cubre una distancia de unos 20-35 kilómetros a partir de la frontera con Estados Unidos. Esta área se ha creado fundamentalmente para fomentar el turismo fronterizo  y facilitar el cruce entre ambos países. Si conduce a México desde Estados Unidos, se le dirigirá a un sistema de luces; si la luz es verde, podrá pasar con el coche, y si la luz es roja se le pedirá que se dirija a una zona de inspección secundaria. No se hacen escaneados de pasaportes ni nada parecido hasta que se pasa a través de la frontera estadounidense de vuelta a Estados Unidos.

Si quiere ir más allá de esta “Zona libre”, necesitará rellenar el FMM, conocido como Forma Migratoria Múltiple. Este formulario es, esencialmente, una especie de tarjeta turística y cuesta 500 pesos (alrededor de unos 23 euros en el momento de escribir este artículo). Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con la ESTA y la eTA, se puede adquirir online con antelación al viaje o bien a su llegada a México en una de las oficinas de inmigración que por están cerca de la frontera. El sistema es el mismo tanto si llega a México en avión como si llega por tierra. Aunque México sí tiene un Sistema Electrónico de Autorización de Viajes, es muy diferente al que tienen Estados Unidos o Canadá y, además, no se aplica a los ciudadanos españoles.

Al igual que ocurre con los viajes a o desde Canadá, el tiempo que pase en México como parte de su viaje a Estados Unidos sí contará para el límite de 90 días de su ESTA. De igual forma, si viaja a México antes de ir a Estados Unidos, no necesitará solicitar la ESTA online con antelación a su viaje. Al igual que sucede con los viajes desde Canadá, necesitará rellenar el formulario I-94W a su llegada al país y devolverlo cuando se marche del país. Aunque la entrada en México es bastante fácil y no lleva mucho tiempo, conducir de vuelta a Estados Unidos sí que puede llevar bastante más tiempo. Esto principalmente se debe a que se realizan más controles de pasaportes y aduanas cuando se llega a Estados Unidos desde México que al revés.

Y no olvide…

Como hemos comentado anteriormente, es perfectamente posible visitar Canadá o México cuando se viaja a Estados Unidos bajo el Programa de Exención de Visa. Sin embargo, recuerde que aún se encontrará bajo las condiciones del Programa de Exención de Visa y que eso significa que no podrá viajar a estos países para resetear el tiempo de la ESTA. E incluso si esto fuera posible, eso sería como “violar el espíritu de las leyes de inmigración” y posiblemente no se le permitiera la reentrada en Estados Unidos. Recuerde que cuando viaje a Estados Unidos o Canadá necesita tener en cuenta el “reloj de 90 días de la ESTA”, porque si sobrepasa ese límite de 90 días tendrá problemas a su vuelta a Estados Unidos.

Ahora bien, sabiendo todo eso reserve unos días de su viaje a Estados Unidos para explorar alguno de estos sorprendentes países, porque así sacaría el máximo provecho a su viaje a Estados Unidos y, además, es perfectamente posible con su Autorización de Viaje ESTA. ¡Solicite su ESTA online y comience su aventura norteamericana!

*Nota: Este artículo fue publicado en agosto de 2017 y la información contenida en él puede cambiar. Póngase en contacto con nosotros si desea viajar  Canadá o México durante su visita a Estados Unidos y tiene cualquier pregunta o duda sobre el Programa de Exención de Visa.