Blog

¿Está planeando un idílico viaje romántico a Cabo Cod con su pareja? ¿O tal vez prefiere hacer rafting en Colorado? Ahora que la primavera ha llegado, son muchos los viajeros que piensan en Estados Unidos como destino para sus viajes, y afortunadamente la ESTA permite que los ciudadanos de 38 países incluidos en el Programa de exención de visas puedan viajar a Estados Unidos sin visado. La autorización de viaje ESTA ofrece a los viajeros un mundo lleno de posibilidades, así que en este artículo vamos a explicar por qué es aconsejable contratar un seguro para los viajes por este extenso país.

Sea cuál sea su itinerario de viaje, visitar este magnífico país puede ser una experiencia realmente emocionante. Sin embargo, no hay que olvidar que la política de atención médica en Estados Unidos es muy diferente de la que hay en la gran mayoría de países europeos, por lo que cualquier viaje a este país requiere una planificación previa.

Un emocionante viaje por carretera con su familia puede convertirse rápidamente en una experiencia desagradable si alguien resulta herido o se pone enfermo y necesitan acudir a un médico o visitar la sala de emergencias. En Estados Unidos, incluso una pequeña lesión que requiera asistencia médica puede generar facturas médicas con un coste realmente elevado, así que como los seguros de viaje son bastante asequibles, es recomendable tomar medidas preventivas para evitar que una lesión ponga en peligro esas merecidas vacaciones.

Seguro de viaje para Estados UnidosUna situación muy habitual en la que se requiere atención médica es cuando tiene lugar un accidente de tráfico. Tenga en cuenta que el transporte público es casi inexistente en muchas ciudades de Estados Unidos y como son ciudades muy grandes es muy probable que tenga que conducir para llegar de A a B. Si viaja durante las vacaciones, cuando hay más vehículos en la carretera, aumenta aún más el riesgo de tener un accidente automovilístico. Y el peligro es aún mayor durante los viajes largos, cuando los conductores tienden a dormirse cuando recorren largas distancias en coche. Además, no ayuda que muchas veces las condiciones meteorológicas no son todo lo buenas que deberían ser, ya que las carreteras cubiertas de hielo o nieve suelen ser bastante habituales cuando cambian las estaciones.

Aunque la atención médica es excelente en casi todas las ciudades de Estados Unidos, es muy cara en comparación a lo que se suele pagar en Europa, si tenemos en cuenta que en muchos países europeos es completamente gratuita. En Estados Unidos, una enfermedad grave puede generar unos costes astronómicos y el paciente puede terminar endeudado si no tiene un seguro médico. Por eso, es aconsejable que los viajeros adquieran un seguro médico internacional complementario para estar cubiertos ante posibles accidentes durante sus viajes por el país.

Antes de su viaje a Estados Unidos, deberá acudir a su centro de atención primaria o al sistema público de salud de su país. Posiblemente esté cubierto ante posibles accidentes de viaje, pero, aunque ese sea el caso, deberá informarse qué coberturas tiene durante sus viajes en el extranjero. Si descubre que no no está cubierto frente a posibles accidentes en Estados Unidos o que la cobertura es muy limitada, le recomendamos adquirir un seguro para que pueda disfrutar de su viaje al máximo sin tener que tomar excesivas precauciones en las actividades que vaya a llevar a cabo durante sus vacaciones.

Los seguros médicos internacionales suelen ser paquetes de seguros a corto o largo plazo que reembolsan cualquier gasto médico imprevisto durante el viaje. Generalmente, la máxima cobertura cubre percances médicos de carácter grave, pero, como cabe esperar, los precios de los seguros de viaje varían dependiendo de la edad, el historial médico y el destino. Por otra parte, las actividades que haya planeado durante su viaje también influyen en el coste del seguro: un viaje de placer a Disneyland probablemente requerirá un seguro con una prima más baja que, por ejemplo, una ruta senderista a través de las Montañas Rocosas.

Como en el mercado hay una oferta tan amplia de seguros, antes de comprar un paquete específico deberá tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • ¿Cubre su seguro todos los gastos médicos y medicamentos que pueda necesitar? Como los costes médicos son más altos en Estados Unidos que en Europa, debería contratar un seguro que tenga una cobertura de al menos 100 000 dólares o a ser posible más.
  • ¿Cubre tanto lesiones como enfermedades repentinas? Tenga en cuenta que algunos paquetes de seguros de viaje solo cubren los accidentes.
  • ¿Cubre la evacuación y la atención de emergencia? Si sale de excursión y necesita que le transporten desde un área de difícil acceso, es probable que estos costes sean demasiado altos.
  • Si necesita volver a casa antes de la fecha prevista debido a un accidente dejando sus actividades a la mitad, ¿quién cubrirá esos costes?
  • ¿Cubre su seguro todas las actividades que tiene planeadas? Esto es particularmente importante si va a hacer surf, esquiar o va a llevar a cabo cualquier otra actividad que se considere de riesgo alto. Es posible que tenga que solicitar una cobertura extra si está planeando participar en actividades extremas como montar a caballo o kitesurfing.
  • ¿Puede extender el seguro si los planes cambian? Quizá quiera quedarse más tiempo del planeado, especialmente si viaja a Estados Unidos con una autorización de viaje ESTA (Sistema Electrónico para la Autorización de Viajes) que permite a los viajeros quedarse en Estados Unidos hasta un máximo de 90 días.
  • ¿Cubre todos sus objetos valiosos? Es importante porque puede que esté viajando con un equipo fotográfico caro, etc.
  • ¿Tiene un número de contacto para emergencias que funcione las veinticuatro horas del día?
  • ¿Cubre las cancelaciones? Si es un viaje caro, es algo que debería considerar, por si se pone enfermo y no puede viajar.
  • ¿Se pueden hacer los partes a través de internet? Esto parece una tontería, pero algunas compañías de seguros no han implementado todavía los últimos avances tecnológicos.
  • ¿Cubre acontecimientos imprevistos como daños debidos a huracanes en el lugar de destino, algo que suele ocurrir habitualmente en algunas zonas del país?

Como pueden influir tantas variables de todo tipo, le recomendamos que planee su viaje con antelación para que pueda estar tranquilo durante sus vacaciones en Estados Unidos.

Y hablando de planificar con anticipación, no se olvide de tener todos sus documentos en orden antes de reservar el vuelo. Eso no solo significa asegurarse de que los pasaportes no han caducado, sino también organizar su visado o la exención de visa ESTA (la opción más rápida y económica para los ciudadanos de cualquier país miembro de la ESTA, que son casi todos los países europeos).

El gobierno de Estados Unidos normalmente aconseja a los viajeros que soliciten la ESTA al menos 72 horas antes de viajar a Estados Unidos para evitar prisas de última hora. Sin embargo, no hace falta que espere hasta el último momento para solicitarla, ya que puede pedirla en cualquier momento. Si la solicita cuanto antes, no se olvidará de pedirla y, además, tendrá tiempo suficiente para solicitar el visado en caso de que le denieguen la autorización de viaje ESTA. Aunque no es obligatorio solicitar la exención de visa, la otra opción que tienen los ciudadanos europeos es solicitar un visado, que es un proceso bastante más largo y complicado. Para solicitarlo, tendrá que acudir a la embajada o consulado de Estados Unidos más cercano y solicitarlo allí, y tendrá que hacer una entrevista con un agente del consulado de Estados Unidos. Como la ESTA se procesa y se aprueba a través de internet, desde la comodidad de su propia casa, casi todos los viajeros prefieren esta opción.

23/5000 seguro de viaje para Estados UnidosSu autorización de viaje ESTA es válida por un máximo de dos años, por lo que volver a Estados Unidos en este período le resultará muy fácil. Por favor, tenga en cuenta que si a usted o a alguno de sus familiares se les debe emitir un nuevo pasaporte antes de que la ESTA caduque, la ESTA asociada a ese pasaporte caducará también de manera automática.

Tenga en cuenta que si viaja con la ESTA no puede pasar más de 90 días en Estados Unidos en cada viaje, y que la duración de cualquier viaje individual no puede extenderse. Por lo tanto, si está pensando en viajar a Estados Unidos por estudios, negocios o cualquier otro motivo que requiera que se quede más de 90 días, no podrá viajar con la autorización de viaje ESTA y necesitará solicitar el visado correspondiente.

También puede ocurrir que debido al clima político actual la ESTA quede invalidada entre viajes, así que asegúrese de comprobar que sigue vigente antes de salir de viaje. De hecho, hay varios motivos por los que esto podría ocurrir como que haya viajado o haya estado en tránsito en alguno de los países prohibidos en la ESTA, por ejemplo, en Siria, Libia, Irak, Irán o Somalia durante o después del 1 de marzo del 2011. Si le anulan la ESTA, deberá ponerse en contacto con la embajada de Estados Unidos más cercana para organizar su viaje de regreso a Estados Unidos. Si el estado de su ESTA cambia le enviarán un correo electrónico para informarle, pero teniendo en cuenta la gran cantidad de correo no deseado que recibimos hoy en día, es aconsejable verificarlo antes de salir.

Saque el máximo partido a su aventura en Estados Unidos asegurándose de que cuenta con un seguro frente a cualquier problema que pueda presentarse durante su estancia, ¡y no olvide solicitar su autorización de viaje ESTA antes de salir de viaje!